VIAJE A DUBAI

¿Quieres viajar a Dubai? Nosotros hemos estado hace poco, y os vamos a informar un poco de todo: precios, compañía, actividades… ¡todo lo que nosotros hemos hecho!

Os tengo que decir que Dubai me ha fascinado.

Volamos con Emirates en la clase económica. En su web hacen algunas ofertas y tienen diferentes tarifas. A nosotros el total del vuelo entre ida y vuelta los dos fueron 1159€ (1313$), aproximadamente, embarcando una maleta cada uno de máximo 30kg. El vuelo dura unas 6 horitas aproximadamente.

El País

Dubai es un ciudad de más de 3 millones de habitantes. Los rascacielos y los edificios de construcción moderna se están expandiendo muchísimo y eso hace que cada vez más Dubai, aunque es una ciudad musulmana, tenga mucha influencia occidental. Es por eso que no necesitas vestir siguiendo sus normas, y las mujeres pueden caminar libremente por la ciudad

A pesar de ser una de las ciudades más famosas del país, no es la más rica, aunque sí que es verdad que tienen muchísimos récords mundiales: el edificio más alto del mundo (Burk Khalifa), el centro comercial más grande (Dubai Mall) e incluso el anillo de oro más grande del mundo.

La moneda oficial es el DIRHAM, aunque es posible pagar en todos sitios con tarjeta de crédito o débito.

Algo que me ha sorprendido de Dubai es que trabajan el cultivo de lluvia. Siembran con sal las nubes con el objetivo de provocar la lluvia y, de esta forma, cambiar el clima para poder alargar un poco el invierno, puesto que en verano llegan hasta temperaturas de 50º.

En invierno, los días son soleados y las temperaturas más altas son de 25º, pero después por la noche bajan hasta los 15º. Nuestro viaje ha sido en marzo, entre finales de invierno y principios de primavera, y hemos cogido unas temperaturas fantásticas. Eso sí, ha habido algunos días nublados y tormenta de arena, pero por lo demás, hemos estado súper bien, incluso ha habido días que hacía mucho calor.

Algo también que me ha sorprendido es que pueden pagar por su matrícula de coche personalizada. Y se llegan a pagar sumas de dinero muy grandes. Cuanto más pequeño es el número de la matrícula, más cara es, y es que los ricos de los Emiratos Árabes quieren las matrículas de un solo dígito. La matrícula más cara, la que lleva el número 1, fue comprada por 14,3 millones de dólares. ¡Increíble!

Y hablando de coches, también algo que me ha sorprendido es que debido a la crisis económica, muchos vehículos de alta gama se abandonaron en la calle porque sus dueños no podían seguir pagando los impuestos, aunque se dice que también tienen problemas con la ley y por eso han abandonado el país, dejando su coche abandonado porque aquí el impago de deudas se considera un delito.  La policía retira cada semana decenas de estos coches de los aparcamientos y son subastados a precios más asequibles. Y nadie suele reclamar, porque eso significaría tener que volver al país y enfrentarse a la ley.

Los camellos en Dubai también son considerados muy importantes, y es que son muy tradicionales: hacen carreras de camellos, concursos de belleza de camellos, incluso se los comen. Se ve que es un plato muy popular. Muchos platos incluyen camello como sus principales ingredientes.

Nuestra experiencia

DIA 1

Nos alojamos en el Almaha Resort, un lujoso resort & spa en el desierto. Son diferentes casitas (habitaciones) con una zona central en el medio. Allí teníamos piscina privada, y unas fantásticas vistas en el desierto. Incluso compartíamos espacio con algunos animales, fue increíble. Se ve que allí hay el Dubai Desert Conservation Reserve alrededor, un refugio protegido para muchas especies de mamíferos y aves de Arabia.

Nos quedamos dos noches porque queríamos hacer distintas actividades en el desierto. Las actividades las cogimos con Arabian Adventures, una empresa que se dedica a organizar safaris i tours por Dubai. Tardamos 1 hora y cuarto si no hay tráfico se llega a aquí.

El primer día nos acomodamos en el resort, ya que llegamos sobre las 7 de la mañana en Dubai, y nos relajamos un poco en sus instalaciones. Por la tarde, fuimos en Land Rovers por el desierto a dar un paseo. Los Land Rovers fueron los primeros coches que se introdujeron en Dubai. Y a día de hoy se utilizan mucho para el turismo, sobre todo para hacer safaris.

La verdad es que fue espectacular. A mi me gusta mucho todo el tema del motor, y poder ir por el desierto en coche fue espectacular. Por la noche, tuvimos una cena romántica en el desierto, con mezcla culinaria de oriente y occidente.

DIA 2

A las 5:00AM estábamos en pie para nuestro viaje en globo, que siempre salen muy temprano. Por la mañana hacia bastante frío, así que si queréis contratar esta experiencia, os recomiendo que os abriguéis. Fue con la compañía Balloning UAE. En esta compañía tienen dos tipos de globo: uno con capacidad para 10 personas y otro para capacidad de 20 personas. La experiencia dura alrededor de 1 hora, más o menos, y los vuelos son en general de septiembre a mayo.Así que si vais a Dubai para estas épocas, podéis hacerla sin problema.

El tener que levantarnos temprano valió mucho la pena, porque estábamos en el aire justo cuando estaba amaneciendo y fue espectacular. Una vez arriba, no hacía tanto frío, porque además tienes el propio fuego del globo que te da calor.

Al aterrizar, pueden pasar dos cosas: o bien que aterrices a la primera, o bien que la plataforma donde estás se arrastre un poco y puedas volcar. Pero es lo divertido, ¿no? Nosotros al final no volcamos.

Después, desayunamos tranquilamente en el resort y estuvimos un rato en la piscina.

Por la tarde, fuimos también a hacernos algunas fotos con los camellos. El mismo hotel ofrece muchas actividades: salidas en camello, rutas caminando por el desierto, safaris (una de las actividades que más hacen), halconería, etc.

DIA 3:

El tercer día tocó decir adiós al resort del desierto, y nos fuimos a la ciudad, en el hotel Palazzo Versace, un hotel de 5 estrellas a tocar del mar, con todo tipo de lujos: piscina, spa & gym, golf y distintos servicios que el mismo hotel ofrece. Está bastante bien porque está a 15 minutos del Aeropuerto de Dubai y a solo 8 minutos del Burj Khalifa.

Este hotel es el que nos quedamos hasta el final del viaje.

Después de instalarnos y comer allí, que por cierto, comimos muy bien, por la tarde, fuimos en lancha con Hero Odysea Dubai.  Fue una súper experiencia, y pudimos explorar las costas de Dubai por el mar. Lo más bonito es que pudimos también ver la puesta de sol, y fue algo mágico e impresionante. La experiencia duró aproximadamente 1 hora, y cuesta unos 200 dólares dos personas. ¿En mi opinión? Vale mucho la pena.

Después, regresamos al hotel, y cenamos al Vanita’s. Es un restaurante italiano que está en el propio hotel, y comimos muy pero que muy bien. Eso sí, hay que reservar mesa.

DIA 4:

El cuarto día lo dedicamos a ir a Atlantis The Palm, un hotel resort de Dubai que tiene parque acuático y parque de atracciones, entre otras cosas.

Primero fuimos al Acuario, a las Estancias Secretas, el acuario más grande de los EAU y que acoge a más de 65.000 animales marinos. ¡Había todo tipo de animales marinos! Rayas, tiburones, peces de colores… ¡espectacular!

Después, fuimos a Aquaventure, el parque acuático con más de 30 atracciones y toboganes acuáticos. Lo pasamos muy, muy bien, también es súper recomendado ir a los dos, tanto a las estancias secretas, como en el parque acuático. El mismo Atlantis The Palm ofrece muchas más actividades, como Aquatrek y Snorkel, por ejemplo.

La entrada en el parque cuesta alrededor de 70€, y la entrada al Acuario unos 30€. Luego tienes varias ofertas de Aquaventure + Acuario. Lo que sí que es importante es comprobar la disponibilidad y, sobre todo, buscar ofertas.

Por la noche, cenamos en Enigma, otro de los restaurantes del Hotel Palazzo Versace. Este restaurante no nos gustó mucho, la verdad. Es un restaurante Iraní, lo que quizás por eso no nos acabó de gustar la comida. Eso sí, tiene mucho reconocimiento.

DIA 5:

Nos despertamos tempranito para aprovechar bien la mañana, ya que nos la habíamos tomado libre. Desayunamos en el hotel (¡y menudo bufet de desayuno tienen! Había de todo). Por la mañana, estuvimos un rato en el gimnasio y tiempo libre descansando en la piscina.

Para comer, fuimos al restaurante Amalfi del propio hotel, también, y con comida típica mediterránea. Estuvo genial. Por la tarde, nos relajamos en la piscina, haciendo fotos y tomando un poco el sol. Este día nos lo tomamos bastante de relax.

DIA 6:

En nuestro penúltimo día, fuimos a una de las zonas más antiguas de Dubai, Al Bastakiya. Hay casas antiguas, espacios culturales, galerías de arte, cafés y teterías reformados, etc. Sin duda, pasear por la zona antigua nos pudo acercar un poco más a cómo vivían entonces.

Después , cogimos el Abra Boat o water taxi, que nos ayudó a cruzar el canal que separa la parte antigua de la parte nueva, y cuesta muy poquito (menos de 50 céntimos), y nos trasladó al Gold Souk, el mercado del oro más grande, donde tienen el anillo más grande del mundo. Ya sabéis que en Dubai les gusta tener todo a lo grande. Allí el oro está a un precio más asequible, así que si te interesa comprar algo, puedes aprovecharlo 🙂

Después, fuimos al Zoco Al Bahar, un mercado árabe tradicional modernizado que se encuentra atravesando el famoso Dubai Mall, uno de los centros comerciales más grandes de UAE. Allí, en el Zoco, encontramos más de 100 tiendas con vistas al paseo y callejones llenos de moda y artesanía.

El Centro Comercial (Dubai Mall) es espectacular. ¡Enorme! Si vais, os recomiendo escoger bien qué queréis visitar/comprar porque es imposible acabárselo. Nosotros estuvimos mirando tiendecitas y cabe decir que hay una tienda de chucherías enorme y muy tentadora. Comimos por allí y, por la tarde, fuimos al Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, que contiene empresas globales, casas de gama alta y el hotel Armani. Y como no, subimos hasta arriba del todo. ¿Sabíais que Burj significa torre?

Acceder a las plantas 124 y 125 cuesta alrededor de 30€, y si quieres acceso vip y llegar hasta la planta 148, sube a unos 90€ por persona. No os mentiré, creo que vale la pena ver las vistas y todo lo que llegas a ver desde las alturas. Eso sí, si tienes un poco de vértigo, ¡ten cuidado! JEl Burj Khalifa se inauguró en 2010, y tiene una altura total de 829,8 metros. Para que os hagáis una idea, el Empire State de Nueva York tiene unos 400m.

Nos gustó mucho porque cada hora, aproximadamente, en las piscinas de alrededor del Burj Khalifa, hacen un espectáculo de agua y, por la noche, de luces. ¡Es impresionante!

DIA 7:

Nuestro último día nos lo tomamos con calma. Fuimos al Burj Al Arab, el hotel en forma de Delta súper parecido al hotel W de Barcelona. Allí hicimos algunas fotos porque la verdad es que impresiona muchísimo. Estuvimos pasando la mañana por allí haciendo fotos y disfrutando, aunque pillamos una tormenta de arena y el tiempo estaba regulín.

Por la tarde, nos fuimos a la Dubai Marina, un distrito ubicado en torno a un canal artificial de 3,5km de longitud, formado por muchísimos rascacielos que forman torres residenciales, centros comerciales y lujosos hoteles. Además, también hay un paseo (Dubai Marina Walk) repleto de terrazas y restaurantes. Allí, cogimos un yate y atravesamos el canal, viendo las luces de los rascacielos y el atardecer. ¡Totalmente recomendado!

En ese mismo día teníamos que ir en helicóptero, pero por inclemencias meteorológicas (la tormenta de arena) no pudimos volar. ¡Fue una lástima porque me quedé con muchas ganas de hacerlo!

Y después, todo ir al hotel de nuevo, hacer maletas y dormir poquito porque el vuelo salía muy temprano por la mañana para regresar a Barcelona.

Sin duda, visitar Dubai ha sido una experiencia fantástica. ¿Habéis estado alguna vez? ¡Contadme!

Sin comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies