BAILANDO CON LAS ESTRELLAS, MI PASO POR EL PROGRAMA

Hola a todos 🙂

Hace ya unos meses hice un post sobre mi entrada en Bailando con las estrellas, y creo necesario que haya uno cerrando esta pequeña etapa, pero que sin duda, ha sido muy intensa. Fueron 3 meses de trabajo duro, mucho más de lo a veces te imaginas, incluso yo. Me lo tomé muy en serio, y fui a por todas, dejándome la piel en cada coreografía.

Al principio, cuando me lo propusieron, no me lo quise creer hasta que no estuvo firmado el contrato, porque muchas veces en este tipo de cosas, te ilusionas y al final puede acabar no saliendo, como ha pasado muchas veces con proyectos de este tipo. Cuando realmente vi que iba en serio, me quería morir de la emoción, de los nervios, del miedo, incluso. Estaba muy nerviosa, pasé unos meses regulín, porque no había vivido nunca la experiencia en televisión, pero la verdad es que estuve y estoy muy agradecida de que Gestmusic y RTVE me hayan brindado la oportunidad de participar en el programa y vivir algo tan inolvidable.

Fue una experiencia única. Cuando conocí a mi bailarín, Rubén Salvador, al principio pensé que no encajaríamos muy bien, porque él era como muy técnico y yo soy mas tipo urbana. Pero al final encajamos muy bien, nos amoldamos genial y formamos una gran pareja profesional, y nos íbamos superando gala tras gala.

Nunca me imaginé que en un programa de baile me hubiera lesionado tantas veces o fuera tan duro. En realidad, antes de empezar el programa, ya tenía una lesión en el hombro de varios mesos, y el previo fue de rehabilitación. Estuve yendo al fisio, haciendo los ejercicios que me dijo, etc., para poder estar bien, y la verdad es que me aguantó bastante bien.

La lesión más fuerte fue el esguince intercostal. Al acabar una de las galas, al día siguiente no me podía levantar, y tuve que ir a urgencias del dolor que tenía. El médico me dijo que tenía como un mes para la recuperación, y lo pasé mal, hasta me puse a llorar porque sabía que el programa seguía y yo no podía dar el 100%, ni siquiera sabía si podía bailar. Entonces hablé con producción y se portaron súper bien todos, tanto el médico como el fisio. Me cuidaron un montón. Lo que hicimos fue cambiar la coreografía y el estilo de baile (cambiamos un rock & roll por un tango), y durante 2 semanas estuve entrenando con muchísimo dolor. A parte de esto, he tenido también muchos moratones, y me hice un esguince en el tobillo.

Pero a parte de todo esto, intenté siempre hacerlo bien y me autoexigí mucho. Pensad que para cada coreografía teníamos menos de 1 semana, y eran estilos que no había hecho nunca.

Lo peor quizás ha sido la intensidad con la que se ha vivido todo. En casa solo se ven las 2 horitas que dura el programa en la televisión, pero hay muchísima preparación detrás. Ensayos el día antes, muchísimo trabajo de producción, etc. Y si sumas el trabajo del programa, mi trabajo, mis compromisos y mi día a día, el cansancio acumulado era brutal y difícil de sostenener. Y os puedo asegurar que yo aguanto mucho, pero al final fue difícil compaginarlo todo.

La experiencia del directo también ha sido brutal. En cada gala se pasaba mal, porque al ser en directo no permitía errores y daba muchísimo respeto. Pero sinceramente, no puedo estar más contenta de haber podido participar en un programa de baile, y con lo que me quedo de esta experiencia es con el aprendizaje, con toda la gente maravillosa que he conocido, y con vosotros, que habéis sido un pilar fundamental, y que sin vuestro apoyo no había sido posible. Quedé 3a clasificada, pero me siento ganadora en muchos aspectos. ¡GRACIAS A TODOS POR HACERLO POSIBLE!

Aquí os dejo el vídeo que grabé al finalizar el programa, por si lo queréis ver 🙂 Y si queréis ver todas las actuaciones, están subidas AQUÍ.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies